Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

miércoles, 24 de abril de 2013

Utopía





Para mañana, lavas, caminos encendidos,
claros peregrinajes hacia una luz distinta,
silencios poderosos donde expresar lo exacto,
otros amaneceres en donde nada falte.
Para mañana, sueños, cálidas utopías,
horizontes abiertos al v-uelo de las manos,
y dirección prohibida a las máscaras negras,
y, sobre todo, todos haciéndolo posible.
Pero, cuándo es mañana, que preguntó el poeta.
Y nada me responden reloj ni calendario.

2 comentarios:

  1. «Mañana, ¿cuándo es mañana», pregunta reiteradamente la peculiar voz (algo nasal) de Clara Montes en este oratorio inolvidable de AP (aunque la reproducción deja mucho que desear; tampoco he sido capaz de localizar otra mejor). Es una pregunta pertinente, cuya respuesta no podemos dejar de imaginar nunca, como bien supones en el poema. Ayer mismo Caballero Bonald, en su buen discurso del Cervantes, hablaba de la utopía como una «esperanza consecutivamente aplazada». Pero hay que seguir imaginándola. No queda otra. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Alfredo: el vídeo no se puede decir que esté muy fino, pero, a la postre, viene a reforzar la pregunta.

      También de acuerdo con lo apuntado por el reciente Cervantes, aunque, la verdad, a veces cueste mantener la esperanza, tal como pintan los tiempos. Aunque, como tú también dices, "no queda otra". En fin, que ahí seguimos, y a ver qué pasa.

      Otro abrazo.

      Eliminar