Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

jueves, 9 de mayo de 2013

Fechas


           Hay fechas que nos muerden el alma. Fechas que nos recuerdan lo que fuimos. Fechas que nos alertan contra lo inevitable de la nada y nos traen rostros, voces, seres que se perdieron. Hay fechas que nos asaltan por sorpresa. Habitan en nosotros, en hibernación indefinida, y nos golpean de pronto en el costado. Hay fechas que desgarran el alma. Fechas que, al fin, son eso: sólo fechas, pero que traen con ellas la tristeza, el recuerdo, el adiós. Melancolía.
            Y hay fechas que amanecen, iluminan y calman, que saben a sosiego y a gozo...; epifanía de tiempos que empezaron, de encuentros, esperanzas, caminos, voluntades. Y son las mismas fechas, y distintas. Misterio de los números que nombran lo cierto y su contrario. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario