Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

lunes, 13 de mayo de 2013

Jubiloso júbilo: los lunes



Han perdido los lunes su aliento de cuchillo,
su niebla de repente junto al despertador.
Se deslizan ahora lo mismo que los martes,
los jueves, los domingos, los miércoles o sábados.
Se parecen también a los viernes, y, siempre,
a todos los festivos que arrastra el calendario.
Se parecen los lunes a las horas de infancia,
cuando el tiempo era ajeno, solaz, indefinible.
Y es que ya no me espera lo gris de una oficina,
los informes, los datos, los cierres, los descuadres,
las horas sin sustancia, lo que por tantos años
me coartara las horas y diese de comer.
Hoy salgo a la mañana, y aunque es lunes, la miro
con la misma alegría que trae la primavera.
Es lunes y no tengo urgencias ni arrebatos.
El tiempo se desliza y desconoce el tiempo.  

4 comentarios:

  1. Envidia cochina me das, y yo sentada en esta mesa, aguantando jefes, cada vez ganando menos y trabajando mas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era mi intención, señora anónima, la de provocar envidias. Era sólo, una vez más, la traslación de un estado de ánimo.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Tal cual dice mi predecesor en el comentario. Esto sí me da envidia, y mucha... Pero que lo disfrutes, te lo mereces. Otros, suponiendo que alcancemos tal edad, probablemente no podamos disfrutar del júbilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amando, aunque tarde (muy tarde), gracias por la visita. Siento que el poema mueva a la envidia (feo vicio). Más allá de los júbilos por Jubileo, no hay duda de que podemos disfrutar en todo momento del gozoso juego de vivir.

      Un abrazo.

      Eliminar