Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 8 de junio de 2013

Los lagartos no lloran

[Lagarto en Los Arribes del Duero © C. E. L.]

Los lagartos no lloran: son cosas de poetas.
Los lagartos, si acaso, son seres circunspectos
que observan silenciosos el paso de las cosas;
tal vez, algo extrañados ante el ruido del mundo.
Los lagartos se asoman al hogar del verano
y contemplan sin prisa cómo pasa la vida.
Seguro que no entienden el feroz traqueteo
de esos seres extraños que a sí se llaman hombres.
Los lagartos se esconden si presienten peligro
y aguardan, sigilosos, a que llegue la calma.
Los lagartos no ríen, pero tampoco lloran.
No comprenden ni esperan ni sueñan ni se agitan.
Los lagartos un día, lo mismo que nosotros,
serán humo del tiempo, quizá sólo memoria
en quienes, una tarde, los vieron asomarse
pétreos e indiferentes a su propio fulgor.


6 comentarios:

  1. reflexivo, muy interesantes versos
    saludos Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Omar, gracia por la visita y tus generosas palabras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Llorar puede que no lloren. Pero no me negarás que sí llevan "delantalitos blancos", ¿a qué sí? Estupendo poema. Grave y ¿gracioso? Bueno, quiero decir que está lleno de humor. Naturalmente Lorca te hubiera dado... un coscorrón (y luego, sin duda, las gracias).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Alfredo, lo de los "delantalitos blancos". Quizá el poema también pudiera cerrarse con este último verso entre paréntesis: Y sí es verdad que llevan delantalitos blancos.

      Lo del coscorrón de Lorca, ya sabes, lo aceptaría gustoso. ¡Ojalá pudiera haber sido posible!

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Me ha encantado este poema reflexivo, lo veo como una analogía entre lo que debiera ser la vida en sí y lo que nos ha tocado vivir.
    Ya se sabe que cada lector lee una versión del poema.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Paco, una forma de verlo tan buena como otra cualquiera. Como ya se ha apuntado más de una vez, el poema siempre es nuevo con la lectura de cada nuevo lector. Gracias por tu cercanía.

      Un abrazo.

      Eliminar