Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

jueves, 17 de octubre de 2013

Cómo a nuestro parecer...

[Imagen tomada de revistareplicante.com]

Volvemos la mirada, y el camino
que quedó atrás parece transparente:
tal vez la perspectiva del recuerdo
potencie el espejismo. Sólo si
somos conscientes de que todo cambia
bajo el juego fractal de la memoria,
sabremos calibrar con cierto acierto
la verdadera realidad, y el hecho
de que nada es mejor porque se pueda
acercar al cristal de nuestros días.
Ya lo dijo el poeta de las Coplas, 
siglos antes que yo, sin circunloquios.


2 comentarios:

  1. Hermosa reflexión: cae sobre sí misma como la arena en la ampolleta. Pero ay, la «verdadera realidad», qué cosa más huidiza. Es una pared, pero de cristal: en ella abundan los reflejos. Manrique sentenció con mucho acierto, pero sobre todo con gran belleza. Sus palabras nos conmueven tanto porque nos dejan respirar lo justo, entrecortados,pero no de otro modo llegamos a saber qué es la propia vida. Y no resulta dífícil estar de acuerdo con su "parescer". La memoria, con toda su capacidad de invención, es lo que más a mano tenemos (mientras dure), en tanto que esperamos que se cumpla el curso ese de los ríos que siempre, etc, Y, en efecto, está muy bien visto, me parece, lo del juego fractal: a medida que se amplía el detalle vemos como tiende a repetir el mapa entero. Esa forma de ver (matemáticas aparte) ¿no será el reflejo del propio cerebro inflinitamente plegado sobre sí mismo? Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfredo, si celebro el poema es por dar pie a tu comentario, toda una tesis doctoral --dicho sea "sin exagerando"-- en torno a las trampas de la memoria y, de paso, a la belleza, precisión y actualidad de esas Coplas que tanto marcan cuando uno comienza a acercarse a la literatura. Gracias por estar siempre ahí.

      Un abrazo.

      Eliminar