Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

viernes, 1 de noviembre de 2013

Cuando llegue el momento



Alrededor del tiempo la vida va a lo suyo;
a lo suyo va el tiempo que me lleva consigo,
y yo ando a la deriva por el tiempo y los signos
que la vida desliza en su lento camino.

De esta forma desgrano la espiga del futuro,
doy molienda al presente, recolecto el ayer.
Y en mi mirada hay rastros de rostros divididos,
de espejos y espejismos, de dudas y de fe.

Ojalá, cuando llegue el momento postrero,
mi corazón responda a la voz de la luna
con esa transparencia que guarda lo sencillo.

Ojalá que mis pasos, cuando llegue el momento,
hablen de mí lo mismo que la voz que procura 
hacerlo en estos versos que aliento y que reescribo.


4 comentarios:

  1. Siempre me ha parecido un rasgo distintivo de tu quehacer literario el dominio formal. Así que disfruto con este soneto evocador, que guarda "la transparencia de las cosas sencillas", que es emoción y elegía, como son siempre los huecos de lo ausente.
    Me encanta la entrada, querido amigo, el poema es excelente. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José Luis, por tanta generosidad. Por cierto, creo que el próximo día 14 presentará Paco Castaño su último libro en Madrid, aún no sé dónde. Te lo confirmaré por si hay la posibilidad de conocernos ese día.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Saludos, te invito a pasarte por mi blog: www.kaloscultura.blogspot.com. En el puedes encontrar poesía y otras cosas... hasta luego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la invitación. Nos leemos.

      Un saludo.

      Eliminar