Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

martes, 12 de noviembre de 2013

Sin florituras ni arabescos


            Lo mismo que en mi vida cotidiana, cuando escribo pretendo ser yo mismo sin falsas poses ni pretensión alguna. Como cuando respiro —ajeno al ejercicio vital de mis pulmones—, escribo sin otro miramiento que la supervivencia. Por eso voy a la palabra con la conciencia libre, sin florituras ni arabescos, con más preguntas que posibles respuestas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada