Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

martes, 26 de noviembre de 2013

Un ahora inhabitable


[© A. C. G.]

Asomado a la orilla del río de mi infancia,
imagino la mar, a donde llega.
Aunque, no la imagino: la recuerdo,
pues visité Lisboa algunas veces
y puedo revivir ese paisaje
donde O Tejo —mi Tajo—
se funde con la mar. Hoy lo rescato
de algún rincón de mi memoria; viene
pergeñado de luz aguamarina,
luz atlántica, mezcla
de anaranjados, grises y celestes:
sustancia cardinal de los colores
mientras el sol se oculta.
Y detrás de esta luz —de aquella luz—,
recuerdo —o he de decir, mejor: ahora imagino
a mujeres y hombres que transitan
sin prisa por los muelles, que contemplan
esa puesta de sol que desvanece
con sigilo y aprisa los contornos.
Y, mientras tanto, aquí, las aguas bajan
sin apenas rumor: calladas, muertas;
amordazadas aguas de otro río
que supo de mi piel tantos veranos.
Aquí todo está quieto. El aire huele
a podredumbre y cieno. 
Y El Tajo es un ahora inhabitable. 

domingo, 24 de noviembre de 2013

Encadenado a ti

[Imagen tomada de aquí]

Encadenado a ti, levanto el vuelo
cada mañana al despuntar el día,
y aligerado por tu compañía
me dispongo a vivir a ras de cielo.

Predispuesto a volver a tu señuelo,
alimento de ti mi biografía;
y como el ave canta su alegría,
así yo canto mi pasión y anhelo. 

Tu cadena, que es hierro que no pesa,
me arranca del silencio y me da alas
mientras el mundo gira enloquecido.

De esta manera, preso en tu promesa
de cotidiana paz frente a las balas,
ileso y libre, amor, vuelvo a tu nido.

sábado, 23 de noviembre de 2013

La luz se calla: presentación del libro de Pedro Tenorio en la Biblioteca José Hierro, de Talavera


El próximo martes, 26, a las 19,30 h., en el salón de actos de la Biblioteca José Hierro, de Talavera de la Reina, se presentará el libro La luz se calla, del poeta Pedro Tenorio Matanzo. 

Pedro, que fue accésit del Premio Rafael Morales en 1984, con su libro Muertos para una exposición, ha publicado, además, los poemarios: De Evila (Gijón, 1991), Los castigos y las hostilidades (Segovia, 2009), y Los cuerpos y las noches (Sevilla, 2010), además de numerosos poemas y artículos en diversas revistas especializadas. 

Profesor de literatura en Institutos de Enseñanza Media hasta su reciente jubilación, ha desarrollado una importante labor didáctica, sabiendo transmitir su entusiasmo por la literatura a muchos de sus alumnos que, siguiendo su ejemplo, también dedican su esfuerzo a la escritura.  

Desde aquí invito a cuantos puedan asistir a este presentación, en la seguridad de que disfrutarán de buena poesía.



viernes, 22 de noviembre de 2013

Por juego y por pasión

[© A. C. G.]

Por juego y por pasión —a fin de cuentas
dos modos de buscar la misma cosa—,
cansado un día de pensar en prosa,
puse en verso mis íntimas tormentas.

(Yo era un adolescente con sedientas
imágenes de luz.) Mi voz ansiosa,
torpe, inconsciente, frívola o pomposa
alzaba lunasópalos y argentas.

Después la poesía, con los años,
fue un pozo donde echar los desengaños.
Y más tarde, fulgor de mi alegría.

Hoy, un arroyo caudaloso y claro
—algo que en estos tiempos suena raro— 
viene a ser para mí la Poesía.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Presentación del poemario "De vínculos y entregas", de Francisco Castaño, en Talavera

El próximo viernes, 22 de noviembre, a las 19,30 h., en el Salón de Grados de la sede universitaria de Talavera de la Reina, se presentará De vínculos y entregas, último libro del poeta Francisco Castaño; primero que publica fuera de la nómina de Hiperión. 

Una vez más tendré la suerte de acompañar al autor en la presentación de esta nueva entrega de su obra, después de hacerlo en la puesta de largo en Talavera de Primer adiós del Fauno, hace ya tres años.

De vínculos y entregas supone un nuevo paso en la producción de Francisco Castaño, quien, fiel a su estilo, con un discurso claro, meditativo y bello propone un recorrido cálido en torno al amor y la muerte, la amistad, los afectos, el paso del tiempo, la belleza o el mismo hecho creativo (para enmarcar el Arte Poética, interludio del libro, incluso para los que, como él, no somos seguidores de su querido Barça.)

Desde aquí invito a cuantos tengan la oportunidad de acudir a este acto, con el firme convencimiento de que no quedarán defraudados.

Como aperitivo, y con el debido permiso del autor, sirva uno de los poemas de este De vínculos y entregas:

AVISOS Y CAUTELAS

nothing that is worth knowing
can be taught 
                       OSCAR WILDE



Nada que valga la pena
Saberse —nada que valga—
Puede en verdad enseñarse
Y menos si es con palabras.

Por eso, aunque lo parezca,
No intento enseñarte nada
Y menos con estos versos
Que nacen de la ignorancia,
Porque sólo el no saber
Le da al pensamiento alas
(Pensamiento del que es madre,
Que no hija, la palabra.)

Apenas si son avisos
Sobre las posibles trampas
Que te acechan. Y cautelas
Para poder sortearlas.

Sólo tu saber sabrá 
Hacer de ellos enseñanza.

                                          FRANCISCO CASTAÑO



domingo, 17 de noviembre de 2013

Constelación de amor

[Mujer de espaldas - Autor desconocido (imagen tomada de la Red)]

Constelación de amor, mujer desnuda,
tu cuerpo es el lugar donde mis manos
se asombran, peregrinas; manantial
que mis labios, sedientos de tu sed,
apuran abrasados de deseo;
oasis que me acoge; laberinto
del que jamás quisiera regresar;
llama a la que volver por vez primera
cada vez que el amor nos transfigura.
Lunes de luz, silencio acompasado,
tu cuerpo es ese pan que da la vida
a este cuerpo que alienta porque lo amas;
ágora de cristal, volcán de espuma, 
sueño satén, constelación de amor.



jueves, 14 de noviembre de 2013

Ocaso

[Atardecer en Las Médulas © A. C. G.]

Sigilosamente,
la tarde declina.
Sangra el horizonte
tras viejas colinas.
Algunos vencejos
trazan garabatos
en un cielo malva.
Tocan a rebato
campanas lejanas.
La tarde declina.
Guedejas de lana
forman fugitivas
nuevos continentes
sobre el mar del cielo.
La luna comienza
su ronda sin sueño.
La noche se asoma
tras el horizonte
mientras ladra un perro
y otro le responde.
Sigilosamente,
se despide el día.
La luz de la tarde 
se hace tinta china.

martes, 12 de noviembre de 2013

Sin florituras ni arabescos


            Lo mismo que en mi vida cotidiana, cuando escribo pretendo ser yo mismo sin falsas poses ni pretensión alguna. Como cuando respiro —ajeno al ejercicio vital de mis pulmones—, escribo sin otro miramiento que la supervivencia. Por eso voy a la palabra con la conciencia libre, sin florituras ni arabescos, con más preguntas que posibles respuestas. 

domingo, 10 de noviembre de 2013

Mi padre me visita por las noches

[Con mi padre, en el patio de casa, junto a la celinda. Mayo 1964]

Mi padre me visita por las noches.
En medio de mis sueños se aparece
y charlamos de tiempos ya pasados,
de anécdotas lejanas de mi infancia,
de escenas de un ayer que así regresa.
Su voz es la de siempre, y me sonríe
con la serenidad de su mirada;
joven, como en los días del verano
que me enseñó a nadar en nuestro río.
Sin embargo, después, cuando se marcha
y yo me quedo a solas con el alba,
soy consciente de toda esa distancia
que, noche a noche, se abre entre nosotros;
del abismo de tiempo que lo aleja
hasta otra dimensión. Y como sé
que nunca habrá un espacio donde un día
nuevamente podamos abrazarnos,
le acerco y le retengo como puedo:
en mis sueños y vivo en estos versos
donde respira mientras yo respire.

domingo, 3 de noviembre de 2013

Brindis por los ausentes


Brindo por los ausentes, por los que ya han partido,
por los que nos mostraron el camino a seguir.
Brindo por su memoria, por el tiempo vivido
a su lado, por cuanto supieron construir.

Brindo por su alegría y por su testimonio,
por su ejemplo preclaro y por su abnegación.
Y por el intangible e inmenso patrimonio
que nos dieron en vida con su vida y tesón.

Brindo por su optimismo y por sus buenas obras,
por su fidelidad y por su sencillez,
por su afán y su calma en tiempos de zozobras,
por mostrarnos la senda que marca la honradez.

Brindo por los ausentes, que están a nuestro lado, 
por cuanto les debemos, por cuanto nos han dado. 

sábado, 2 de noviembre de 2013

Pesadilla (sin final)


No duermo por las noches.
Me despierto de pronto entre sudores,
aguda desazón y un sueño en retirada:
imágenes vacías que no tienen
sentido y, sin embargo,
recobrado mi ser, me intranquilizan.
Sé bien que esto no es grave,
que no tiene importancia,
que es otra interferencia onírica del mundo
—por puro escepticismo,
jamás fui seguidor
de las teorías de Freud—,
pero no sé por qué,
a partir de ese instante,
no logro recobrar de nuevo el sueño,
y a vueltas en el lecho soy un zombi
hasta la madrugada.

Lo peor es que nunca
—de natural, curioso—
consigo conocer el desenlace.


Nota a pie de página: Buscando un vídeo con el que acompañar este poema, he dado por pura casualidad con el que subo, ajeno por completo al texto a ilustrar, pero que por lo que tiene de, diría, "asombroso", he querido compartir aquí. ¿Alguien diría que ese joven que toca --e incluso canta-- es Javier Krahe?

Nota 2: Tendría premio quien dijera que es Javier Krahe, ya que, como queda bien claro en el vídeo, no es Javier, sino Jorge. Despistado que es uno.

viernes, 1 de noviembre de 2013

Cuando llegue el momento



Alrededor del tiempo la vida va a lo suyo;
a lo suyo va el tiempo que me lleva consigo,
y yo ando a la deriva por el tiempo y los signos
que la vida desliza en su lento camino.

De esta forma desgrano la espiga del futuro,
doy molienda al presente, recolecto el ayer.
Y en mi mirada hay rastros de rostros divididos,
de espejos y espejismos, de dudas y de fe.

Ojalá, cuando llegue el momento postrero,
mi corazón responda a la voz de la luna
con esa transparencia que guarda lo sencillo.

Ojalá que mis pasos, cuando llegue el momento,
hablen de mí lo mismo que la voz que procura 
hacerlo en estos versos que aliento y que reescribo.