Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 5 de abril de 2014

Crónica del día


Madrugo, me acicalo, desayuno,
me echo a la calle, voy hasta el mercado,
adquiero leche y pan, fruta y pescado,
y en el ambulatorio me vacuno.

En la casa, dispongo los fogones,
la tabla, los cuchillos, las cebollas,
el delantal, los ajos y las ollas,
y me lanzo a guisar unos pichones.

Como, descanso, escribo, sueño, leo,
escucho a Bach, me asomo a la ventana,
galopo en una nube a la sabana,
vuelvo, meriendo y salgo de paseo.

Quedo con un amigo, el tiempo pasa,
y, tarde ya, regreso para casa.

2 comentarios:

  1. El tango de cada día: preciso, dúctil, fluido, bien "bailao". Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palabras como juego; sólo eso, Alfredo.

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar