Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

miércoles, 21 de enero de 2015

Soneto burlón (a mal tiempo buena cara)

[Imagen tomada de http://www.buscoimagenes.com/]

He entrado en los sesenta castigado
por la invasión en tromba de un bichito
que celebra en mi cuerpo un triste rito
con el que me mantiene amodorrado.

Su guerra de guerrillas me ha sitiado
sin que consiga, a base de caldito
e infusiones, vencer al muy maldito,
que me tiene cautivo y desarmado.

Ha abierto en la batalla varios focos
con toses, llantos, carrasperas, mocos...,
y yo no doy respuesta a tanta afrenta.

Su ejército invisible, con bemoles,
no se doblega a paracetamoles,
y en esas ando, entrado en los sesenta. 



4 comentarios:

  1. Cuidate, poeta, y que la coda del soneto sea una manta confortable y un té con libros. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esas andamos, José Luis: mantas, libros, infusiones... trato tan bien al "bichito" que no parece que tenga intenciones de cambiarse de barrio. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Feliz aniversario!
    Me ha encantado tu sentido del humor.
    Deseo que el "bichito" te abandone pronto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fanny. Si el soneto ha servido para arrancar alguna que otra sonrisa, habrá merecido la pena la invasión del "bichito" que, dicho sea de paso, resiste como nunca.

      Un saludo.

      Eliminar