Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

lunes, 16 de febrero de 2015

Acertijo, que no lo es



Dieciséis y veintiséis
de dos mil quince, en febrero,
son lo mismo. ¿No sabéis?
Yo lo reafirmo, y espero
que este acertijo y su son,
entre el verbo y la penumbra,
lo resuelva el corazón
de quien, por ser Alba, alumbra.

(En las calles de Estambul
nos sentimos a tu lado:
el tiempo parece anclado
junto a la Mezquita Azul.
Nos acordamos de ti,
y te mandamos un beso.
Tú estás también por aquí,
y nosotros de regreso.)


¡Muchas felicidades!

No hay comentarios:

Publicar un comentario