Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 8 de marzo de 2015

Crónica Bizantina (13)

[© C. E. L.]

            Callejeamos rumbo al puerto en este día gris de chubascos y frío. Caminamos hacia el atracadero de los ferrys, que queremos tomar para pisar el continente asiático. El Bósforo, igual que el día, es de color ceniza. Por momentos, una niebla ligera se adueña de la mar y del paisaje. Ya en el ferrys, que no es uno de esos fletados expresamente por turistas, podemos observar a cuantas personas nos rodean: oscuros hombres de afilada barba, tapadas mujeres de mirada baja, jóvenes que hablan a voces, silenciosos ancianos... Otro día, con sol dorando el cielo, hubiéramos hecho el viaje en cubierta, atentos a la postal que a una y otra orilla se dibuja. Hoy, protegidos, hemos observado a través de los ojos de buey mezquitas a lo lejos, gaviotas fugaces, llovizna en los cristales.
            Ya en Asia, la lluvia arrecia. Decidimos volver. Y a ver qué pasa.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario