Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

lunes, 9 de marzo de 2015

Crónica Bizantina (14)

[© A. C. G.] 

Los gatos son los reyes de Estambul,
omnipresentes siempre en cada esquina.
Los hay blancos y negros, pardos, grises...,
y todos con gran porte de sultán.
Gatas preñadas andan sin recelo
por plazas, avenidas y bazares.
Ajenos a la lluvia y a los hombres,
no dan un paso atrás ni se amilanan.
Es como si supieran que el paisaje,
desde un tiempo anterior, les pertenece.



4 comentarios:

  1. Acaso, querido poeta, porque no son gatos sino arquetipos que exploran las calles turcas con el rumor callado del testigo. Un abrazo entrañable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy probable que sea como dices. En cualquier caso, la proliferación de gatos por todas partes y su insolencia ante los extraños, fue algo que nos llamó particularmente la atención. Lo suficiente como para intentar fijarlo en unos apresurados versos.

      Otro abrazo igual de afectuoso para ti.

      Eliminar
  2. Estupenda esta serie bizantina, Antonio, cuyas entregas he ido siguiendo a salto de mata, pero puedo releer ahora en ordenada secuencia. Invitan al viaje. Seguiré con atención el resto de las entregas. Que no decaiga. Una abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfredo, por tu complicidad. Quedan aún 13 "viñetas" para cerrar el viaje, intercalándose apuntes en prosa y poemas de 10 versos endecasílabos: Pierre Lotti, los Bazares, aeropuerto... Como decía aquel rótulo que tantas veces vimos cuando se interrumpían las emisiones de televisión: "Continúen atentos a la pantalla."

      Un abrazo.

      Eliminar