Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

miércoles, 18 de marzo de 2015

Crónica Bizantina (22)

[© A. C. G.] 

Debemos validar nuestro pasaje,
así comienza la primera espera:
una fila infinita, cancelados
vuelos a Europa, América, Oceanía...
Hay que pedir certificados y
advertir del surgido contratiempo
a las familias. Y, los que trabajan,
trasladar el motivo de su ausencia.
Todo es un caos alrededor. Debemos
armarnos de paciencia y resistir.


2 comentarios:

  1. Ni siquiera Felipe II, pudo luchar contra los elementos que conspiraron contra la Armada Invencible. Pero la paciencia es siempre una virtud del futuro. Y aquella nieve bizantina es solo un recuerdo que se derrite lenta en tu poema.. Feliz tarde, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, amigo. Vino la nieve y tuvo sus consecuencias, y a nosotros no nos quedó más remedio que adaptarnos y, en lo posible, sacar al contratiempo el máximo partido. Al menos lo intentamos.

      Feliz tarde.

      Eliminar