Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 28 de marzo de 2015

Rituales

[Imagen tomada de la web www.osborne.es]

            Descorcho una botella de algún vino. Lo hago con mimo, sin brusquedades, que no debe el líquido agitarse ni sufrir agresiones. Lo hago con tiento. Extraigo el tapón y con gesto ceremonial lo aproximo a la nariz, lo huelo. Después, vierto en la copa ese néctar que es aún una incógnita, lo oxigeno mediante leves movimientos circulares por las paredes interiores del cristal, observo su color, aspiro su aroma y un momento más tarde, con apenas un sorbo, mojo los labios, lo mantengo en la boca y paladeo. Entonces doy mi aprobación o manifiesto mis reparos. Así también el rito del poema: escoger las palabras con esmero, mezclarlas con respeto, ondularlas en la página virgen, apreciarlas con todos los sentidos —aquí intervienen, además, cerebro y corazón— y aceptar su conjunto o arrojarlo al silencio. Y de nuevo, descorchar más palabras, en una interminable ceremonia de aromas, de sabores, de promesas, de dudas, de tropiezos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario