Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

martes, 22 de septiembre de 2015

Moules frites

[Imagen tomada de http://allomoulesfrites.com/]

Es por fuerza obligado
probar les moules frites en la visita.
Un sabroso bocado,
que, con cerveza, invita
a volver a tomar en otra cita.

El plato es bien sencillo:
consiste en mejillones al vapor
con apio en picadillo
y vino blanco por
darle buqué propio y superior.

Al tiempo, se acompaña
con patatas doradas y crujientes.
Las mismas que en España
se fríen en calientes
y oliveros aceites recurrentes.

A modo de cubierto
—conforme nos mostrara un buen paisano—
usan un semiabierto
bivalvo, con tal mano
que es de admirar su mérito artesano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario