Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 18 de octubre de 2015

De ti


Tu mirada construye cada día
un alto monumento a la ternura.
                          
Tus manos traen el pan
y alimentan mis sueños.

Si bebo de tus labios
sacio la sed de todos mis veranos.

En tu sonrisa cantan
los libres ruiseñores de sotos y alamedas.

Sin embargo, de ti, lo que me hechiza,
es tu limpio silencio:
ese vuelo de amor, tan música silente.

6 comentarios:

  1. Ah, los secretos de la música silente. Y en la voz de Ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah!, Alfredo. (Guiño cómplice).

      La voz de Ella, siempre es un buen lugar adonde acudir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La poesía: el verdadero pan de cada día que nos traen unas manos, una música, para acompañar la gastronomía de la vida.
    Precioso poema.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa definición de la Poesía, amigo. Un placer tenerte por aquí.

      Fuerte abrazo.

      Eliminar