Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 19 de diciembre de 2015

A propósito de Chirbes



Tengo entre manos La larga marcha, de Rafael Chirbes; lectura pendiente desde hace tiempo, a la que por fin hinco el diente. Aunque aún estoy entrando en contacto con la novela, ya en la pág. 47 leo algo que, más en las fechas en que estamos, da que pensar: España, [...], es un eterno país nocturno e intransigente, cainita, en donde siempre la mitad ocupa por la fuerza el todo y lo pone a su servicio, un miserable país que grita "¡Vivan las caenas!", y saca bajo palio a los tiranos, y usa el nombre de Dios como una pistola con la que disparar sobre el prójimo, y en el que un esperpento sangriento llamado Millán Astray apunta su arma contra Unamuno al grito de "Muera la inteligencia", y donde los obispos bendicen los paredones desportillados por los impactos de las balas y manchados de sangre. Después de la larga guerra y de la terrible noche que la ha seguido, no queda nada que muestre síntomas de vida en España.

2 comentarios:

  1. Benja el "carpintero"19 de diciembre de 2015, 16:23

    Es una pena que este gran escritor haya pasado tan desapercibido en el panorama editorial español, ni siquiera después de muerto. Solo por leer el párrafo que traes a colación ya merece la pena hacerse con el libro. Cuanta verdad encierran sus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Benjamín, aunque creo que sus lectores somos lectores fieles, y ya estamos a la espera de la aparición de su novela póstuma, el próximo mes.

      Disculpa el retraso de mi respuesta.

      Un abrazo.

      Eliminar