Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 23 de enero de 2016

A Vicente Martín Calderón, con mi agradecimiento



Gracias a la generosidad de un artista como Vicente Martín Calderón, y a la amistad con que me honra, desde ayer cuelgan en una de las paredes de mi casa estas dos tablas, obra de sus manos, que comparto aquí con vosotros. Sirvan mis humildes versos para darle públicamente las gracias por tan valioso presente:  

Sutil e insinuante perspectiva
que acerca los recuerdos de mi infancia:
torreón de Santiago, y la elegancia
férrea del puente que tu afán cautiva.

Trazos que en la madera rediviva
sugieren piedras, muros..., abundancia
de arquitectura que se transubstancia
en belleza silente y sugestiva.

Sujetos en la tabla a la mirada,
son fruto de la mano y de la mente
que ordenó su volumen y armonía.

Por eso mi palabra, apenas nada,
quiere mostrarte gratitud, Vicente,
por hacer del instante poesía. 

4 comentarios:

  1. Qué obras más sugerentes, querido Antonio, y qué regalo más valioso. Soy de los que piensan que espacios creativos como pintura y poesía están llenos de afinidades. Un gran abrazo y disfruta de esa amistad que tiene sitio en las paredes de tu casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, José Luis: ambas tablas están llenas de matices y sugerencias que invitan al vuelo.
      No puedo estar más de acuerdo contigo (una vez más) en esa interrelación entre pintura y poesía.

      Otro gran abrazo para ti.

      Eliminar
  2. La música / la luz / el aroma de la ventana abierta / el lienzo entre mis dedos / y, el gusto de saborear contigo un café en mi taller. Y la amistad através de la poesía y la plástica. Un abrazo querido amigo Antonio. Tu poema me ha gustado mucho. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un rato corto pero muy agradable, Vicente. Gracias, una vez más, por tanta generosidad. Celebro que el poema haya sido de tu agrado.

      Un abrazo.

      Eliminar