Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

lunes, 4 de enero de 2016

Efemérides

[© Jesús García Martín] 

Abrí una puerta.
El mundo me mostraba
luz y belleza.

Salí a la calle.
Todo era transparencia,
signo inefable.

Tomé un camino.
Y qué fácil andarlo,
si ibas conmigo.

Aún a mi lado,
el tiempo es el camino
que desbrozamos. 

8 comentarios:

  1. Aun en compañía, la Vida la caminamos solos con nuestro tiempo...
    Me ha gustado mucho,también por el ritmo que tiene Antonio.
    Feliz semana mágica.
    Sandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Sandra; pero no se camina igual solo que acompañado.
      Gracias por la lectura.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. La poesía no es más que un itinerario de palabras y sueños hecho en compañía de otros pasos. Qué grato sentir ese estar del otro a nuestro lado, querido Antonio. Que los Reyes Magos sean generosos y que llenen tu tiempo de buenos versos, como los de este poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguimos sumando complicidades, José Luis. Gracias, una vez más, por tu lectura afectuosa y por tu próximidad al otro lado de la pantalla.

      También te deseo unos generosos Reyes (Magos, por supuesto. Guiño cómplice).

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Asisto perplejo a los cambios que propone la nueva municipalidad: magas por magos, cachivaches eléctricos por animales y cromos de "la Guerra de las galaxias" por caramelos... De paso supresión de villancicos para entonar la sintonía de "paquito el chocolatero". Un cambio profundo, sí... Profundo, profundo... Bueno no voy a ponerme pesimista. es lo que hay. Vamos a menos...

      Eliminar
    3. Cosas veredes, amigo, cosas veredes... (guiño cómplice).

      Eliminar
  3. Que se cumplan los augurios que con gran nitidez enfocan estos haikus asonantados por los extremos, especialmente al afrontar los recodos del camino, Antonio. Y a ver si somos capaces de «darle a la caza alcance», o al menos que no nos arrolle el reloj con sus agujas velocísimas. Gran abrazo.

    (Dejé algo parecido hace horas, casi días, desde mi iPad, pero algo debo de hacer mal cuando se me volatilizan tantos mensajes. Me esforzaré en comprender y domeñar los intríngulis...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se sabe, Alfredo, que los caminos de la cibernética son inescrutables. En cuanto a los augurios, ojalá sigan cumpliéndose muchos lustros, sean invocados éstos (los augurios) en estrofas varias, o en prosa, si se tercia.

      Abrazote (y el consabido guiño).

      Eliminar