Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

jueves, 31 de marzo de 2016

Convivir no es difícil, sin fundamentalismos

[Imagen tomada de aquí]

A cada razón tuya esgrimo una contraria.
Ninguna de las dos es la definitiva.
Dejemos a la vida su rutina diaria.
Vivir: dejar vivir. No hay mejor perspectiva.

Respeto tus razones;  mas, por favor, no intentes
que te dé la razón, pues la razón no es una.
Más que razones busco la bondad de las gentes,
y no lo que predican desde cualquier tribuna.

Si tu mano se abre y mi mano se presta
a estrecharla, sincera, qué importa que pensemos
de manera distinta. Me vale con la honesta
voluntad de entenderse, lejos de los extremos.

Para ello sólo basta que tengamos aún
un pequeño resquicio de sentido común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario