Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

sábado, 9 de abril de 2016

La mano abierta

[© C. E. L.] 

La mano abierta sueña
un sendero de paz: leve paloma
que descansa en su vuelo y ya imagina
las corrientes del aire y el viaje
que converge en un tiempo justo y nuevo.
La mano abierta vuela
hacia la luz extensa de un futuro
que acaso sea posible. Mientras tanto,
trabaja, lucha, vela. 

3 comentarios:

  1. La mano abierta es símbolo de plenitud y futuro, de piel repleta de esperanza. Y hay que guardar esa simbología, querido poeta, para que se haga mañana y luz. Versos de amanecida que una vez más leo con el placer de siempre. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y con la mano, la palabra. Lo que nos queda, como apuntó el poeta bilbaíno. "Armas", mano y palabra con las que, no me cabe duda, podemos mirar hacia el futuro. Si a ellas se suma la amistad, no hay obstáculo que se resista. Nuevamente, gracias por tu complicidad.

      Abrazos

      Eliminar
  2. Veros preñados de esperanza machadiana. Poderosa simbología. Por supuesto, también la palabra. Música y letra, con ellas se compone la canción de la vida

    ResponderEliminar