Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

lunes, 13 de junio de 2016

13 de junio: San Antonio



Aunque uno nunca ha sido de celebrar el Santo, siempre recibo con cierto agrado este 13 de junio, habitualmente ya metido en calores, y suelo escuchar, en la voz de Joaquín Díaz, el romance que comparto en esta entrada. Además, nunca olvido que un 13 de junio del 76, bajo un sol gallego bastante respetable, el joven que era entonces participaba sin entusiasmo de la Jura de Bandera, acto por el cual, quienes hacíamos la Mili, dejábamos de ser reclutas para alcanzar el grado de soldados. Pura casualidad, lo sé: lo de coincidir tal Jura con tal fecha, pero dato significativo para que, para bien o para mal... o para nada, me haga recordar cada año tal efemérides. 


6 comentarios:

  1. Querido Antonio, la fecha es muy significativa en lo personal para mi: era la fiesta mayor de El Bohodón, el pueblo abulense donde nací, y siempre marca en mi memoria unas horas de infancia llenas de luz. El tiempo pasa y nosotros somos extraños en otro lugar, quedan los días en los que la felicidad era un hilo de luz. Que disfrutes, con mis mejores deseos, un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, José Luis. Fechas, aromas, canciones... cuántas veces nos llevan a otro que fuimos y nos rescatan del presente. Así me sucede a mí con el Romance que comparto, con el que vuelvo a oír la voz de mi madre en mi primera casa, y completa de nuevo un prisma donde aquel que fui respira con quien soy la senda del instante.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Felicidades, Antonio. Cuida que los pajarillos lo echan todo a perder... Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Hilario. Creo que estos (pajarillos) se portan bien. A la orden del Santo, todos firmes.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Felicidades, Antonio. Ya sabes que también la fecha me afecta familiarmente en varias direcciones. Y el romance del paduano, que en realidad era lisboeta (buen cruce), es uno de mis recuerdos más antiguos: seguro que mi padre, gran devoto del santo de su nombre, me lo cantó más de una vez en la cuna (o incluso antes...). Que no nos falten nunca los motivos para celebrar. Y, en cuanto a las casualidades, ya conoces mi opinión: Casual is causal... Puro azar bien ubicado. Abrazo grande de onomástica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfredo. Seguimos sumando afinidades. Y, como bien dices, que no nos falten motivos para celebrar.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar