Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

viernes, 24 de junio de 2016

La fuente


[Pozo Azul, en Las Merindades (Burgos) © C. E. L.] 

Está cerca de mí. Mana y construye
una canción con notas intangibles.
Transparente y sin fin, dichosa, fluye
por la montaña abajo, hacia posibles

arroyos que darán en más regatos
que confluirán en ríos y otros mares.
La música del agua y sus relatos
de ninfas, hadas, gnomos..., populares

historias que se cuentan en la noche,
al calor de la lumbre, en el invierno,
cuando la sed se sacia con el vino.

Miro la fuente y siento ese derroche
de luz que engendra un manantial eterno.
Bebo su luz... y sigo mi camino. 

6 comentarios:

  1. Algo tendrá el agua cuando.... da lugar a sensaciones tan armoniosamente expresadas. Junto a esos relatos invernales, también están los del solsticio del verano, esos ritos de la mañanita de San Juan (o sea, de hoy mismo) que la tienen como protagonista. El lugar evocado, el Pozo azul de Covanera (creo), es perfecto para concretar este recorrido verbal (aunque me parece que la comarca en la que se ubica no son exactamente Las Merindades, sino el Valle del Rudrón, en las Parameras). El agua es libre y puede tener todos los nombres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfredo, por tu complicidad y tu magisterio. Efectivamente, es el Pozo azul de Convanera, y anoto Las Merindades porque la imagen está captada durante un viaje a las mismas. Como quiera que nos movimos aquí y allá, es muy probable que en más de una ocasión alcanzásemos regiones próximas y fuera de Las Merindades, propiamente, y uno, no demasiado ducho en precisiones geográficas, haya tomado a éstas por referencia para todo lo abarcado en el viaje.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Querido amigo, cómo suena en tu poema la música del agua; con su rumor, que suena a claridad y sed futura, me quedo entre las manosd. Poema excelente. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, José Luis. Celebro que este soneto "aserventesiado" (¡vaya palabro!) sea de tu gusto.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Un sorbo de luz en el camino, un refrescante,transparente y encabalgado soneto para el dia de San Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Hilario, por compartir esos sorbos de luz en el camino, a través del afecto y la palabra.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar