Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

miércoles, 29 de junio de 2016

La llave

[Imagen tomada de aquí]

Tuya es la llave
de cuanto eres,
de lo que buscas,
de lo que tienes,
de lo que guardas,
de lo que pierdes,
de tus deseos,
de tus placeres,
de lo que sueñas,
de lo que quieres,
de tu misterio,
tus desnudeces,
de todos esos
que te sostienen:
rostros que estrenas
sin que lo esperes
y suman uno
frente a la muerte.
Tuya es la llave.
La vida, breve.


4 comentarios:

  1. Sentenciosos pentasilabos vive Dios enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, Pedro, de vez en cuando uno gusta de ensayar sentencias y, sobre todo, cabalgar a lomos de estos musicales pentasílabos que, no sé por qué, asocio al tran-tran del carrusel.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Será por eso que «llave» y «clave» son casi (y sin) la misma palabra. Ojalá fuera cierto, con todo, que lo que somos está siempre en nuestras manos. A veces me cuesta trabajo creer que sea así. Pero naturalmente de eso no tiene la culpa esta delicada, sentenciosa y, con toda su carga grave, también danzarina canción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente, Alfredo, en la "llave" esté la "clave" (y viceversa). Me decía Pedro Ojeda en Facebook que nos pasamos media vida buscando esa llave que siempre tenemos en el bolsillo. Y se queda corto, diría que empleamos "toda" la vida, o una larga parte de ella, sin acabar nunca de dar con la clave, digo, la llave.

      El adjetivo "danzarina" le va aquí, como diría aquel Cassen, cura de "Amanece que no es poco", "pintiparado".

      Un abrazo.

      Eliminar