Rastros (Busca por aquí cualquier entrada con palabras-clave):

domingo, 23 de abril de 2017

Libros

[© C. E. L.] 

Nada diré que ya no se haya dicho
respecto a la lectura y sus bondades,
a los viejos secretos de los libros,
a las vidas que guardan, a las grandes
historias, enseñanzas, laberintos,
mundos donde perderse y encontrarse,
espejos que cruzar, cimas, abismos,
universos, océanos, ciudades,
Ícaros, Minutauros, dioses, mitos,
palabras que levantan catedrales...

Sólo diré que son —y así los vivo—
como el amigo fiel que, aunque se tarde,
espera en una cita sin un signo
de malestar ni queja. Por mi parte,
mucho les debo a su bondad conmigo,
mucho de paz, respuestas y amistades.

10 comentarios:

  1. Pues y ojalá que estén siempre con nosotros y que nunca nos fallen las fuerzas ni el ánimo ni el gusto para estar con ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Alfredo, aunque a veces cueste encontrarles ese lugar adecuado en la casa, por falta de espacio. Y qué quieres, lo del libro electrónico... como que no es lo mismo.

      Eliminar
  2. Nada diré, querido Antonio, que no hayas dicho tú con mejor música: Hoy es grato imaginar al libro como una cometa que despliega sus alas contra el cielo gris de la ignorancia. Y suelto hilo. Un fuerto abrazo y siempre agradecido por tu amistad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caminamos al compás de una misma música, acaso haciendo contrapuntos, pero llevando el ritmo.

      Abrazos y amistades compartidas.

      Eliminar
  3. Muchas gracias Antonio. siempre tú verbo es certero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Pedro,, compañero en el camino por las palabras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Imposible expresarlo mejor. Los que padecemos de poesía tenemos la ventaja de que generalmente los libros de nuestros autores preferidos aunque sean muchos volúmenes, ocupan poco volúmen tomados de uno en uno. Que, a excepción de las antologías, suelen abultar poco, vaya. En estos días que tengo aquí en Cádiz a mis compañeros de taller literario del que soy virtual, el libro va a ser guía y fuente de nuestras largas charlas, lecturas, debates y camaradería, amenizada como no por caldos y música de la tierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no nos falte nunca un libro, querido amigo. Disfruta de esos encuentros alrededor del fuego sanador de la Palabra.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Nada diré yo tampoco de los amigos ...De los libros.
    De los viejos libros y los nuevos amigos,
    de los nuevos libros y los viejos amigos.
    Ni de los viejos tiempos y los nuevos caminos,
    ni de los libros caminos y los caminos amigos.
    O, que no iba a decir nada,de mundos,
    historias y vidas, como dices,de los libros...De los amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respondo tarde, Quique, pero con el afecto que tú sabes. A ver si hacemos un poder para coincidir algún día y tomarnos unas cervezas.

      Abrazos.

      Eliminar